Certificación WELL, el complemento de la certificación LEED para construir un mejor lugar para trabajar.

Alejandro Fonseca
Líder de Sostenibilidad en AEI


Hace más de una década nació la certificación LEED, creada para diseñar y construir espacios con atributos sostenibles que permitieran no solo el ahorro de energía y agua, sino también mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Luego de haber certificado varios proyectos en el país, AEI quiere ir más allá y por esto hemos incorporado dentro de nuestro portafolio de servicios la certificación WELL.

Según varios estudios, el 83% de los ocupantes de edificaciones certificadas WELL han manifestado que se sienten más productivos y un 94% de ellos que el espacio ha generado un impacto positivo en el rendimiento de su empresa. Una de las razones por las que se alcanzan estos indicadores, se debe a la integralidad de las estrategias entorno al bienestar del ocupante.

La certificación WELL trabaja este último punto al detalle, incorporando siete capítulos para el bienestar: aire, iluminación, agua, alimentación, mente, fitness y confort, y de esta forma darle protagonismo a los usuarios de las oficinas o del edificio.

Ahora nuestros clientes podrán tener la oportunidad de certificar sus oficinas en categoría Silver, Gold o Platino, y adicionalmente garantizar los más altos estándares mundialmente reconocidos para el bienestar y productividad de sus empleados. A continuación algunas de las preguntas más comunes que pueden surgir cuando se comienza a conocer la certificación WELL.

¿Qué es el WELL Building Standard?

WELL es un modelo interdisciplinario de diseño, construcción y operación que permite la integración de mejoras en el bienestar y la salud humana a través del espacio construido. La certificación WELL es respaldada por el IWBI (International Well Building Institute) de Estados Unidos y ha tenido gran acogida internacional, por lo que cada vez son más proyectos buscando la certificación alrededor del mundo.

¿Cuáles son sus principales Objetivos?

WELL tiene como objetivo generar hábitos saludables, mejorar la nutrición, confort y bienestar de los ocupantes de diferentes tipos de espacios construidos, maximizando a su vez su productividad y calidad de vida.

¿Cuál es la diferencia con la certificación LEED?  

LEED se enfoca en la sostenibilidad y WELL en el bienestar. Por lo tanto, son certificaciones complementarias debido a que algunos principios sostenibles de LEED se traducen en el bienestar de las personas. Cuando se implementan juntas se optimiza el rendimiento del edificio en beneficio de la salud humana y del medio ambiente.

¿Por qué una organización debería certificarse WELL?

Alrededor del 92% de los costos de un edificio de oficinas durante 30 años se derivan del personal, por lo que la implementación de estrategias de bienestar genera un gran impacto en la productividad de los ocupantes del edificio, asegurando un retorno de inversión en el más grande e importante activo de la compañía, la gente.