Colaboradores comprometidos: El deseo de toda organización

Un colaborador comprometido puede traer grandes beneficios a las compañías: no sólo se sienten conectados emocionalmente a la compañía, sino que buscan influir, positivamente, en la consecución de los objetivos, al cumplir con las actividades de su cargo. ¿Qué pasaría, sin embargo, si además de tener colaboradores comprometidos, las compañías contaran con personas que sientan la necesidad de mejorar continuamente? ¿De crear valor por medio de la innovación? ¿Personas que  tuvieran las competencias de un emprendedor, pero al interior de las compañías?

El emprendimiento al interior de las compañías, en inglés intrapreneurship, es responsable, hoy en día, de las más grandes innovaciones en productos y servicios. Grandes compañías como 3M y Google, permiten a sus colaboradores convertirse en empresarios internos para capitalizar las nuevas ideas de negocio que surjan de ellos. Políticas como el “20% program” de Google, son una herramienta muy eficaz, en donde los colaboradores pueden presentar ideas innovadoras que alimenten el negocio y signifiquen una ventaja competitiva en la industria. El Post-it, Google News y Gmail son resultado de esta creciente tendencia.

Este nuevo rumbo que han tomado las compañías, no solo es beneficioso por los negocios potenciales que puedan surgir de él, sino también por el atractivo que representa para los trabajadores menores de 30, conocidos como la Generación Y. La principal razón por la que estos colaboradores renuncian, es por falta de oportunidades para crecer laboralmente dentro de las empresas. Sin embargo, patrocinar el emprendimiento interno, puede ser una estrategia para retener a esta generación talentosa, preparada y con innumerables ideas de negocio. Así, las compañías cuentan con colaboradores comprometidos quienes, además de desarrollar sus tareas hábilmente, cuenta con tiempo suficiente para pensar en productos o servicios que pueden llegar a cambiar el rumbo de los negocios. 

La pregunta ahora es: ¿Qué se necesita para promover un ambiente de emprendimiento al interior de las compañías? Esto 5 consejos pueden ayudarle a iniciar este camino:

Compromiso de la alta dirección: gerentes que no permitan a sus empleados dedicar parte de su tiempo en el desarrollo de nuevas ideas, no solo pueden estar perdiendo excelentes ideas de negocio, también estarán restringiendo a sus colaboradores y acabando con su espíritu emprendedor. Al final, contarán con empleados que cumplen con su trabajo y nada más.

Aceptar y aprender del fracaso: no todas las ideas se convertirán en productos o servicios exitosos. De hecho, más seguido de lo que se cree, será necesario dejar proyectos en el camino, entendiendo que tal vez no fue la mejor idea. Esto significará una inversión de recursos, tanto económicos como humanos. Sin embargo, importantes lecciones saldrán de la experiencia, lecciones que serán útiles al momento de empezar un nuevo proyecto.

Nadie es una isla: aunque existan casos donde las mejores ideas hayan surgido de una sola cabeza, mientras más multidisciplinario sea su grupo de trabajo, mejores oportunidades tendrá para desarrollar proyectos de emprendimiento al interior de su empresa. 

Cuente con una estructura formal: a primera vista el proceso creativo parece no contar con una estructura. Sin embargo, dejar a la deriva a sus colaboradores para que dejen volar su imaginación, no es la mejor idea. Cree programas formales de emprendimiento interno, concursos, jornadas o destine un momento de la semana o el mes para estas actividades, cree un plan de trabajo y haga seguimiento.

Invierta en un lugar de trabajo que inspire: contar con un espacio de trabajo que promueva la creatividad es tan importante como contar con el mejor talento. Una oficina que cuente con diversos espacios, traerá grandes beneficios para el negocio. Salas de innovación, espacios de concentración, zonas de esparcimiento promoverán la productividad, así como el pensamiento creativo entre los empleados.