Oficinas que emocionan

Oficinas que emocionan


Los espacios de oficina están cambiando día a día y en Colombia no nos quedamos atrás. Además de reflejar la identidad corporativa, estar a la vanguardia tecnológica, ser amigables con el medio ambiente y generar bienestar en los trabajadores, los nuevos espacios de trabajo buscan incrementar la creatividad y fortalecer el trabajo en equipo.
Estas necesidades son el punto de partida en cada uno de los diseños de oficinas, edificios y en general todos los trabajos que realiza Arquitectura e Interiores, compañía que en los últimos 20 años ha sido pionera en la alteración de esquemas, lo cual le ha permitido generar espacios diferenciales al servicio de los trabajadores, manteniendo un alto sentido estético y funcional, sin olvidar que en cada uno de sus proyectos debe impactar positivamente las emociones.    
Con la intención de continuar adaptándose a las nuevas generaciones y sus estilos de vida, sin olvidar las prácticas de aquellos con experiencias amplias y variadas en el ámbito laboral, los nuevos espacios involucran una diversidad de aspectos:

No tener miedo a divertirse
Las organizaciones han comprendido que la productividad no es el resultado del trabajo individual y repetitivo, por el contrario, la posibilidad de trabajar colaborativamente ha permitido desarrollar ideas y solucionar problemáticas en un menor tiempo, mejorando la eficiencia de las organizaciones. 
Diversos estudios afirman que es la felicidad de los trabajadores lo que genera realmente un impulso a la productividad. Es por esto, que los nuevos espacios deben brindar a las personas la posibilidad de divertirse, como parte de su rutina. En este sentido, el juego y la diversión se configuran, no como antagonista sino como aliados de las organizaciones.
Los juegos y la diversión fomentan la colaboración entre los miembros de una organización y propician la formación de equipos positivos. Por estas razones, las oficinas están cada vez más dotadas de espacios para el ocio, como videojuegos, mesas de ping pong o futbolín, e incluso salas de música para que los empleados liberen estrés y generen nuevas sinergias. 

Oficinas de G2 en Bogotá
Propiciar el movimiento
Los espacios de trabajo ya no se diseñan pensando en la jerarquía y los puestos de trabajo tradicionales. La tendencia es diseñar una variedad de tipologías y ambientes para satisfacer las necesidades de diversas personas con múltiples estilos de trabajo.
Este proceso busca estimular a los trabajadores para que se sientan libres dentro de la organización. Los empodera al permitirles elegir sus espacios, y a su vez, les ofrece una diversidad de ambientes: algunos propician el pensamiento creativo y la generación de nuevas a través de colores que alertan los sentidos, y otros promueven el movimiento físico, dejando a disponibilidad de los trabajadores espacios como gimnasios o mesas de billar.
Estas transformaciones van más allá del movimiento corporal, pues pretenden generar movimiento en las fibras cerebrales, dando oxígeno y vitalidad a las personas y sus actividades.
Oficinas de Bavaria en Bogotá

Generar espacios inesperados
La oficina de hoy es un lugar de múltiples posibilidades, con espacios de tránsito y de trabajo equipados con lugares para dormir, relajarse, y generar ideas individualmente o equipo, en espacios inesperados con diseños atractivos que pretenden principalmente la generación de encuentros casuales y el desarrollo de actividades antes impensables para la oficina, como tomar una siesta.
La creatividad surge mejor en personas menos estresadas, espacios dinámicos que son inesperados y que desorientan a los trabajadores para estimular el cerebro y las emociones a través de espacios coloridos, con texturas y diversas funcionalidades. Resbaladeros, ambientes hogareños y plantas al interior de las oficinas permiten que los trabajadores se sientan más libres y felices dentro de la organización.

Oficinas de Globant en Bogotá

Reflejar el ADN de la marca.

Los espacios deben reflejar la identidad de la organización, debe ser único en la medida que responda a la cultura organizacional, sus valores, objetivos e ideales. Cuando todos estos ítems se articulan adecuadamente en un espacio de trabajo fresco, agradable y revolucionario, generan trabajadores orgullosos y productivos.
Por eso, las transformaciones en las oficinas deben priorizar elementos comunicativos, colores corporativos y lugares que representen la ‘razón de ser’ de la organización.


Oficinas de Microsoft en Bogotá